Alternativas Naturales para el Estrés y la ansiedad

Numerosas personas se encuentran continuamente desafiadas por la presencia constante de estrés y ansiedad crónicos, enfrentando una variedad de síntomas que abarcan desde nerviosismo y agitación hasta palpitaciones y una sensación de opresión en el pecho. La preocupación por la ansiedad se ha extendido ampliamente en la sociedad moderna, siendo evidente su impacto en la salud mental. En Estados Unidos, más del 18% de los adultos experimentan trastornos de ansiedad cada año, resaltando la urgencia de abordar esta cuestión de manera eficaz. Es fundamental reconocer que, en ciertos casos, la ansiedad puede estar vinculada a otras afecciones médicas, como la hiperactividad de la tiroides. Por consiguiente, obtener un diagnóstico preciso es esencial para garantizar la aplicación del tratamiento más adecuado para cada persona.

En esta ocasión, nos adentraremos en una amplia diversidad de soluciones naturales y caseras que han probado ser efectivas para mitigar el estrés y la ansiedad, proporcionando alternativas seguras y eficaces para quienes buscan mejorar su bienestar emocional.

Métodos Naturales

Usualmente, los tratamientos naturales representan una alternativa segura cuando se combinan con terapias médicas tradicionales y convencionales.

No obstante, es importante tener en cuenta que los ajustes en la dieta y la incorporación de suplementos naturales podrían influir en la eficacia de los medicamentos para la ansiedad. Por esta razón, es fundamental buscar orientación médica antes de experimentar con estos enfoques. Además, el médico puede ofrecer recomendaciones adicionales sobre otros remedios naturales que podrían resultar beneficiosos en el tratamiento de la ansiedad.

  • Ejercicio:
    La actividad física se presenta como una valiosa herramienta para canalizar y disminuir los efectos de la ansiedad, respaldada por numerosas investigaciones en el campo. Por ejemplo, un análisis exhaustivo llevado a cabo en 2015, que revisó 12 estudios controlados aleatorios, concluyó que el ejercicio puede constituir un recurso terapéutico eficaz para tratar la ansiedad. No obstante, se destacó la necesidad de realizar investigaciones más exhaustivas y de alta calidad para evaluar su verdadera eficacia. Además, se ha observado que la actividad física puede mitigar los efectos de la ansiedad provocada por situaciones estresantes específicas. Un estudio realizado en 2016 reveló, por ejemplo, que el ejercicio puede ofrecer beneficios significativos a las personas que experimentan ansiedad relacionada con el proceso de dejar de fumar.

  • Meditación:
    La práctica de la meditación se revela como una valiosa aliada en la gestión de los pensamientos acelerados y en el manejo del estrés y la ansiedad. Existen una amplia gama de enfoques meditativos que pueden resultar beneficiosos, entre los cuales se destacan el mindfulness o conciencia plena, así como la meditación practicada durante las sesiones de yoga. Particularmente, la meditación centrada en la atención plena ha ganado gran popularidad en el ámbito terapéutico. De acuerdo con un metaanálisis realizado en 2010, esta modalidad de meditación podría ofrecer resultados altamente efectivos para aquellos que sufren de trastornos del estado de ánimo y la ansiedad.

  • Ejercicios de relajación:
    En respuesta a la ansiedad, muchas personas tienden a tensionar los músculos de forma inconsciente, llegando incluso a apretar la mandíbula. Para contrarrestar este efecto, los ejercicios de relajación progresiva emergen como una solución efectiva. Una técnica recomendada es adoptar una postura cómoda y realizar una serie de movimientos destinados a contraer y relajar gradualmente cada grupo muscular del cuerpo. Este proceso puede iniciarse desde los dedos de los pies y avanzar de manera ascendente hasta llegar a los hombros y la mandíbula, permitiendo así liberar la tensión acumulada

  • Escritura:
    Tener un método para canalizar la ansiedad puede resultar en una percepción más controlable de esta condición emocional. La práctica de llevar un diario y otras formas de expresión escrita se ha sugerido como un recurso eficaz para ayudar a las personas a lidiar con la ansiedad, según indican varios estudios. Por ejemplo, los hallazgos de una investigación realizada en 2016 revelaron que la escritura creativa puede desempeñar un papel fundamental en el manejo de la ansiedad en niños y adolescentes, brindando así una herramienta valiosa para abordar esta condición desde una perspectiva más terapéutica.


  • Estrategias para el manejo del tiempo:
    Sentir ansiedad debido a una sobrecarga de compromisos es una experiencia común para muchas personas. Esta situación puede involucrar una variedad de responsabilidades, como asuntos familiares, laborales y de salud. Implementar una planificación efectiva puede ser de gran ayuda para gestionar esta ansiedad. Adoptar estrategias para administrar el tiempo de manera eficiente puede permitir a las personas concentrarse en una tarea a la vez. Utilizar herramientas como agendas y calendarios en línea puede resultar beneficioso, al igual que resistirse a la tentación de realizar múltiples tareas simultáneamente. Dividir los proyectos importantes en pasos más manejables es una técnica que algunas personas encuentran útil para abordar las tareas con menos estrés y ansiedad. Este enfoque permite enfrentar cada paso de manera más controlada y efectiva.

  • Aromaterapia
    Beneficiarse del aroma de aceites esenciales derivados de plantas con propiedades relajantes puede resultar eficaz para aliviar el estrés y la ansiedad. Dado que ciertos aromas pueden tener diferentes efectos en cada persona, es recomendable probar con diversas opciones para encontrar la que mejor se adapte a tus necesidades. La lavanda es uno de los aceites esenciales más conocidos por sus propiedades calmantes. Un estudio realizado en 2012 evaluó los efectos de la aromaterapia con lavanda en el insomnio en un grupo de 67 personas con edades comprendidas entre los 45 y los 55 años. Los hallazgos de esta investigación sugieren que la aromaterapia puede disminuir la frecuencia cardíaca a corto plazo y contribuir a mejorar la calidad del sueño a largo plazo. Experimentar con diferentes aromas puede ser una estrategia efectiva para encontrar alivio del estrés y la ansiedad.

  • Tés y suplementos de hierbas:
    Numerosos tés de hierbas son promocionados por sus supuestos beneficios para combatir la ansiedad y mejorar la calidad del sueño. Para muchas personas, el simple acto de preparar y disfrutar de una taza de té puede resultar relajante en sí mismo. Sin embargo, algunos tés contienen ingredientes que pueden tener un efecto directo en el cerebro, lo que podría conducir a una reducción de los niveles de ansiedad. Por ejemplo, los resultados de un pequeño ensayo clínico llevado a cabo en 2018 sugieren que la manzanilla puede influir en los niveles de cortisol, una hormona asociada con el estrés. Aunque se requiere más investigación para confirmar estos hallazgos, algunos estudios preliminares han demostrado un efecto potencialmente beneficioso de la manzanilla en la gestión de la ansiedad. Además de los tés de hierbas, existen numerosos suplementos que también afirman tener propiedades para reducir la ansiedad. Sin embargo, la evidencia científica que respalda estas afirmaciones es limitada. Es fundamental consultar a un profesional médico con conocimientos sobre suplementos de hierbas y posibles interacciones con otros medicamentos antes de incorporarlos a tu rutina diaria. Trabajar en colaboración con un médico puede ayudarte a determinar qué opciones son más seguras y efectivas para tus necesidades individuales.

  • Tiempo con animales:
    La presencia de mascotas en el hogar puede brindar compañía, afecto y un respaldo emocional invaluable. Según un estudio reciente publicado en 2018, se ha confirmado que las mascotas pueden tener efectos positivos en la salud mental de las personas, ofreciendo un alivio significativo para una variedad de trastornos, incluida la ansiedad.Si bien muchas personas prefieren la compañía de gatos, perros u otros mamíferos pequeños, es importante tener en cuenta que las mascotas no necesariamente tienen que tener pelo para proporcionar apoyo emocional. Por ejemplo, un estudio realizado en 2015 reveló que el cuidado de grillos como mascotas podría mejorar la salud psicológica, especialmente en adultos mayores. Además, pasar tiempo con animales puede ser beneficioso para reducir la ansiedad y el estrés asociados con el trauma. De acuerdo con los hallazgos de una revisión sistemática realizada en 2015, interactuar y cuidar de caballos específicamente se ha identificado como una actividad terapéutica que puede aliviar algunos de estos efectos adversos en individuos afectados por experiencias traumáticas.
  • Productos a base de Cannabidiol:
    El cannabidiol (CBD) ha surgido como un posible aliado en el tratamiento de la ansiedad y la depresión, ofreciendo una alternativa natural a los enfoques convencionales. Aunque la investigación está en sus etapas iniciales, numerosos estudios sugieren que el CBD puede tener efectos positivos en la regulación del estado de ánimo y el estrés.
    El CBD es un compuesto no psicoactivo presente en la planta de cannabis, conocido por sus propiedades relajantes y terapéuticas. A diferencia del tetrahidrocannabinol (THC), otro componente del cannabis que provoca efectos psicotrópicos, el CBD no produce una sensación de ponerse «high» y no genera adicción.
    Varios estudios preclínicos y clínicos han explorado el potencial del CBD en el tratamiento de trastornos de ansiedad, como el trastorno de ansiedad generalizada (TAG), el trastorno de estrés postraumático (TEPT) y la ansiedad social. Se ha observado que el CBD puede influir en los receptores de serotonina en el cerebro, lo que puede ayudar a regular el estado de ánimo y reducir los síntomas de ansiedad.
    Además, el CBD ha demostrado tener efectos antiinflamatorios y neuroprotectores, lo que podría ser beneficioso para las personas que experimentan depresión. Al modular la actividad de los receptores de cannabinoides en el cerebro, el CBD puede ayudar a regular los procesos neurales implicados en el estado de ánimo y la cognición.
    Es importante tener en cuenta que el CBD no es una solución milagrosa y que los resultados pueden variar según cada individuo. Siempre se recomienda consultar con un profesional de la salud antes de comenzar cualquier régimen de tratamiento con CBD, especialmente si se están tomando otros medicamentos.

 

Si estás buscando explorar las opciones de tratamiento con cannabis para tus necesidades de salud, no dudes en agendar una cita hoy mismo. Nuestro equipo médico está aquí para brindarte orientación personalizada. ¡No esperes más para comenzar tu viaje hacia el bienestar!

 

Fuente: https://www.medicalnewstoday.com/articles/es/326589#remedios-naturales-para-la-ansiedad-y-el-estres

Conoce cómo ser un usuario de cannabis medicinal en Perú aquí.
Revisa evidencia científica sobre el cannabidiol como posible tratamiento aquí.