El cannabis y la creatividad

El cannabis, una planta conocida por sus diversos efectos en el cerebro humano, puede tener un impacto significativo en la creatividad. Numerosos artistas y pensadores han relacionado el consumo de cannabis con la estimulación de la creatividad. Por ejemplo, Steve Jobs, el renombrado cofundador de Apple, supuestamente incorporó el cannabis en su rutina semanal durante la década de 1970. Además, figuras icónicas en la industria musical como Bob Dylan y Jimi Hendrix han sido vinculadas con el uso de esta planta.

Explora cómo el consumo de cannabis puede influir en tus procesos creativos, comprendiendo cómo interactúa esta planta con las regiones cerebrales asociadas con la creatividad. Descubre cómo elegir los productos de cannabis más adecuados para inspirarte y desbloquear todo tu potencial creativo. Sumérgete en el fascinante mundo del cannabis y su impacto en la mente humana para desatar nuevas formas de expresión y creatividad.

¿Cómo afecta el cannabis a la parte creativa del cerebro? 

La influencia del cannabis en la creatividad se relaciona con un aumento del flujo sanguíneo cerebral, particularmente en las regiones frontales del cerebro, donde se encuentra el lóbulo frontal de la corteza cerebral, considerado el epicentro de la creatividad. Cuando los compuestos químicos del cannabis, especialmente el THC, interactúan con estas áreas del cerebro, se pueden experimentar niveles elevados de creatividad.

El cannabis modifica el tipo de pensamiento que el cerebro realiza, favoreciendo el pensamiento divergente sobre el pensamiento convergente. Mientras que el pensamiento convergente se centra en la resolución de problemas, el pensamiento divergente implica un flujo libre de ideas y creatividad. Es durante este estado de pensamiento divergente que muchas personas reportan experimentar una mayor creatividad mientras consumen cannabis.

Además, estudios sugieren que el cannabis puede tener un impacto positivo en la fluidez verbal, especialmente en individuos que se consideran menos creativos. Sin embargo, no se observaron efectos significativos en la fluidez verbal en personas que se perciben como altamente creativas. Esta compleja relación entre el cannabis y la creatividad es un área de investigación en evolución, que continúa fascinando y desafiando nuestra comprensión del funcionamiento del cerebro humano.

¿Existe una dosis adecuada para fomentar la creatividad?

Los estudios indican que dosis más bajas de cannabis parecen ser más beneficiosas para potenciar la creatividad que dosis más altas. Sin embargo, otras fuentes, como el Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas, sostienen que el cannabis no influye positivamente en la producción creativa y que dosis elevadas pueden disminuir los niveles de creatividad.

El Dr. Lewis Nelson, destacado en el campo de la medicina de urgencias y toxicología médica en la Universidad de Rutgers, respalda esta idea. Según él, dosis excesivas de THC pueden resultar en una falta de creatividad, además de somnolencia y paranoia. Sin embargo, una dosis baja de cannabis podría potenciar la creatividad en individuos que no son considerados creativos inicialmente.

El concepto de la «población adecuada», según el Dr. Nelson, abarca a aquellos que no se caracterizan por su creatividad, aunque la relación entre el cannabis y la creatividad sigue siendo un tema controvertido y los datos son contradictorios. Por lo tanto, no existe una dosis estándar de cannabis que garantice un estallido creativo en todos los individuos.

Es esencial considerar siempre su propia tolerancia individual al cannabis al determinar la dosis adecuada, y no solo buscar beneficios percibidos como la creatividad. Nuestro consejo para quienes comienzan a consumir cannabis es comenzar con una dosis baja y avanzar lentamente. Lo mismo aplica si buscan potenciar la creatividad: consumir de manera gradual y moderada, evaluando cómo se sienten antes de aumentar la dosis.

¿Qué componentes son los que ayudan al proceso creativo?

Se ha observado que una combinación equilibrada de cannabinoides, terpenos y flavonoides es clave para maximizar los beneficios terapéuticos del cannabis. Cuando estos compuestos trabajan en conjunto, se activa lo que se conoce como el «efecto séquito», potenciando las propiedades terapéuticas de la planta de cannabis de manera sinérgica.

Ciertos perfiles de cannabinoides y terpenos han sido asociados con la estimulación de la creatividad. Por ejemplo, el THC, el principal cannabinoide psicoactivo, es conocido por aumentar el pensamiento divergente y potenciar la creatividad. Además, algunos terpenos han demostrado tener efectos positivos en la creatividad para algunos individuos.

En cuanto a las vías de administración, algunos consumidores de cannabis han reportado que los comestibles y los productos fumables parecen potenciar la creatividad en mayor medida que otras formas de consumo. Por otro lado, los productos tópicos de cannabis, como los bálsamos y cremas, pueden tener un efecto más limitado en la creatividad debido a la forma en que son absorbidos por el cuerpo y llegan al cerebro. Aunque estos productos pueden ingresar al torrente sanguíneo, es posible que no penetren en el cerebro en cantidades suficientes para generar efectos significativos en la creatividad.

Conclusión

Se ha observado que dosis bajas de cannabis pueden desencadenar un aumento en la creatividad para ciertas personas. Sin embargo, no todos experimentan un impulso creativo al consumir cannabis, y dosis más altas pueden incluso afectar negativamente la creatividad y otras funciones cognitivas en algunos individuos. Además, la forma en que se consume el cannabis puede influir en su efecto sobre la creatividad. Por ejemplo, se ha sugerido que fumar o ingerir cannabis puede ser más efectivo para estimular la creatividad en comparación con la aplicación tópica de productos de cannabis. Explorar diferentes métodos de consumo y dosis puede ayudar a determinar cuál funciona mejor para potenciar la creatividad en cada persona.

Preguntas frecuentes sobre la creatividad y el cannabis:

  • ¿El CBD puede estimular la creatividad?
    El CBD interactúa con diversos receptores en el cuerpo humano, incluidos los receptores de serotonina, que se cree que pueden potenciar el pensamiento creativo. Aunque no todas las personas experimentarán un aumento en la creatividad al consumir CBD, algunos informan de una mayor claridad mental y un proceso creativo más enriquecido después de su consumo.
  • ¿Los comestibles de cannabis son propicios para la creatividad?
    Los comestibles de cannabis ofrecen una forma efectiva de experimentar tanto los efectos físicos como mentales de la planta. Debido a su potencia y duración prolongada (hasta 24 horas), los comestibles tienen el potencial de estimular el pensamiento creativo en algunas personas. Se ha observado que dosis más bajas de comestibles, al igual que otras formas de cannabis, promueven un pensamiento creativo o divergente más que dosis más altas. Es importante consumir cantidades moderadas y dosis bajas de THC para evitar efectos negativos.
  • ¿Las cepas índicas afectan la creatividad?
    Las cepas de predominancia sativa son conocidas por su capacidad para potenciar la creatividad y energizar tanto el cuerpo como la mente. Por otro lado, las cepas de predominancia índica, suelen inducir una sensación de calma y relajación. Sin embargo, estas son generalizaciones y los efectos de cada cepa pueden variar de persona a persona. Por ejemplo, alguien podría sentirse inspirado para pintar una obra de arte mientras consume una variedad índica, mientras que otra persona podría simplemente buscar relajarse en el sofá.

 

Si estás listo para dar el primer paso hacia un tratamiento con cannabis medicinal y mejorar tu calidad de vida. Contáctanos hoy mismo para comenzar tu viaje hacia el bienestar con el apoyo de nuestro equipo de expertos.

Fuente: https://leafwell.com/es/blog/se-puede-potenciar-la-creatividad-con-el-consumo-de-cannabis

Conoce cómo ser un usuario de cannabis medicinal en Perú aquí.
Revisa evidencia científica sobre el cannabidiol como posible tratamiento aquí.